Medio siglo de gratitud

Usted está aquí

23 Agosto 2018 | Susana Soto

Hace poco más de tres años, a inicios del 2015, Abriendo Datos Costa Rica existía solo en los sueños de quienes nos habíamos aventurado a crear una sociedad civil e inscribirla como una organización legalmente constituída. Teníamos muchas ideas pero no sabíamos por dónde empezsr y nada en qué apoyarnos para hacerlo. En marzo de ese año, junto a Accesa, una organización que también estaba recién gestándose, nos animamos a acercarnos a Hivos para plantear nuestra preocupación por la continuidad de los compromisos que Costa Rica había adquirido al integrarse a la plataforma de la Alianza por un Gobierno Abierto y por la urgencia de que el proceso de construcción del II plan de acción que el país presentara ante esta, tuviera participación y fuera producto de un ejercicio de co-creación. 

Hivos tenía en ese momento un programa que apoyaba el trabajo de sociedad civil en los ejes de tranparencia y libertad de expresión y a pesar de que nuestro país no estaba contemplado dentro de los prioritarios, escucharon nuestras inquietudes, comprendieron las necesidades y accionaron para poder revertir eso y brindar ayuda. Fue así que pusieron a concurso, un fondo por el cual, sin muchas esperanzas de obtenerlo pues éramos organizaciones novatas y recién creadas, ambas organizaciones decidimos postular, con el alegre resultado favorable a la propuesta que formulamos y en la cual ese organismo supo reconocer no solo el conocimiento, sino el atrevimiento. Sí, esa palabra que la mayoria de las veces usamos como algo negativo y que no signifca otra cosa que la acción de atreverse. Así nació Yo Soy Gobierno Abierto

Atreverse a hacer cosas nuevas, cosas diferentes, de diferente manera, con diferentes personas y estableciendo relaciones diferentes. Hacer diferencia e intentar eso que llaman innovar. No tener miedo a experimentar y aprender que esto no es significa tampoco hacer las cosas como se nos ocurra y que requiere método y un ejercicio responsable. Todo eso es parte de lo que aprendimos de la experiencia como organización socia de Hivos, porque como bien lo expresa su directora para América Latina y el Caribe, una de las características de esta gran organización que hoy llega a sus 50 años, es la decisión de trabajar con personas y organizaciones pioneras

Después de este primer proyecto, vino la oportunidad de ser parte del fondo de experimentos cívicos y con ella una experiencia de aprendizaje y de ventanas abiertas a otras formas de trabajar, de construir y de colaborar. Pero, sobre todo, una vivencia única como parte de una red de colectivos y organizaciones que, por toda América Latina trabajaban por sueños parecidos a los nuestros y a quienes pudimos conocer gracias a esta iniciativa de la cual, surgieron varios trabajos conjuntos y una relación que perdura hasta hoy. 

Trabajar con Hivos, no es ejecutar fondos en un proyecto que llega a su fin con el cierre técnico y la entrega de informes. Va mucho más allá. Es dar y recibir respeto, apoyo, consejos, cariño y compañía para implementar idear y accionar sobre ideas comunes. Es establecer una sociedad, una relación de pares en la cual, siempre podés tocar la puerta aunque lo único que necesités es contrastar una idea o una conexión con otras personas que están trabjando en tu línea. O, simplemente tomarte un café, como hacen las amigas y amigos. Así lo hemos sentido en estos tres años. Y Por supuesto, eso no sería posible sin las personas: las caras, cerebros y corazones de Hivos. Y aquí no podemos dejar de reconocer entre ellas a quienes fueron nuestro contacto durante este tiempo: Daniela Montero y Ana Sofía Ruiz. Ellas, representan a muchas otras personas con quienes hemos compartido y que, en todos los casos, han demostrado un gran profesionalismo pero muchísima más calidez humana. 

Hoy, que es día de fiesta para esta querida organización que, alrededor del mundo abre puertas y ventanas al cambio social, desde el corazón de Abriendo Datos: G-R-A-C-I-A-S por ser la pluma que necesitábamos para emprender el vuelo y, más aún, una pista en la cual poder aterrizar cuando lo requerimos. 

 

Añadir nuevo comentario