La región latinoamericana avanza hacia una Ley Modelo de Acceso a la Información Pública version 2.0

Usted está aquí

01 Abril 2019 | ignacioalfarom

Nuestra Constitución Política, al igual que otras en la región, garantiza el derecho de acceso a la información pública.

Como con muchos otros derechos con reconocimiento constitucional, es necesario que haya una (o varias) leyes que definan la forma exacta en la que se garantiza su ejercicio. Pensemos en el derecho al trabajo o a acudir a la Justicia, que tienen sus contrapartes necesarias en la legislación laboral y la procesal para cada materia jurisdiccional.

Costa Rica es de los últimos países en la región que carece de una ley de acceso a la información pública. Es un dudoso honor que compartimos con Venezuela y Cuba. (Bolivia tiene un decreto, pero no una ley aunque el índice RTI lo considera suficiente). Somos de los últimos países en carecer de esta ley. La limitación que esto implica es que no podemos exigirle al Estado mecanismos ágiles y permanentes para ejercer el derecho ni publicación proactiva de información; no hay un adecuado régimen de sanciones por violar recurrentemente este derecho ni de educación en el ejercicio del derecho para la ciudadanía. No hay tampoco un órgano garante que dé seguimiento a los incumplimientos reiterados de instituciones que son constantemente condenadas por violar el derecho de acceso a la información pública, entre otros problemas.

Costa Rica ha hecho esfuerzo como su decreto 40200 de Acceso a la Información Pública y se ha hecho un esfuerzo en nombrar y capacitar Oficiales de Acceso a la Información como puntos de enlace para garantizar este derecho, pero su ámbito es limitado pues abarca sólo el Estado Central y el camino hacia la ley sigue aún lento.

Actualmente hay dos proyectos en curso legislativo:  

  Como base de referencia y para apoyar a los países miembros, la Organización de los Estados Americanos ha fundado el Programa Interamericano sobre Acceso a la Información Pública, el cual desde 2016 ha destacado el derecho de acceso a la información pública como fundamental “...en el proceso electoral y democrático, en la gobernabilidad del Estado, en la transparencia y combate a la corrupción, en la protección y promoción de los derechos humanos...” Como parte de este apoyo de la organización, además en 2009 se acordó un texto de Ley Modelo de Acceso a la Información Pública, que ha sido la base de las discusiones sobre la materia en la región desde esas fecha. Sin embargo, ya se ha realizado el primer taller para elaborar la versión 2.0 de esta Ley Modelo y se trabaja con base en recomendaciones basadas en la experiencia de los países que sí tienen ley, de los aspectos por mejorar o incluir. La región avanza hacia la Ley Modelo 2.0 y todas las democracias de América tienen su ley. En la siguiente nota veremos hacia dónde camina esta Ley Modelo 2.0

 

Añadir nuevo comentario