La certificación del INCIESA y por qué publicar datos

Usted está aquí

14 Abril 2020 | Susana Soto

Desde que se declaró la pandemia por la expansión del SARSCov2  y la enfermedad del COVID19, he venido siguiendo la oferta de datos alrededor del mundo, incluida Costa Rica y muy temprano noté la ausencia de reporte del número de pruebas realizadas en nuestro país.

Tenía la posibilidad de hacer una solicitud de acceso a la información, basándome en el Decreto 40200 que, en el mejor de los casos hubiera tenido respuesta en 10 días hábiles, pero consideraba que eran datos que se requerían con urgencia (porque en la emergencia, los datos tampoco pueden esperar). Además, con ese requerimiento, si me respondían, lo harían una vez y tendría que usar tácticas de guerrilla, enviando una solicitud diaria para tener el acumulado de cada día, porque lamentablemente en Costa Rica, el acceso a la información no tiene el componente de publicación proactiva que indica que algo solicitado repetidamente, debería ser publicado. Sin contar con que si me negaban el dato, como sucedió con algunas consultas hechas por periodistas, tendría que recurrir a la Sala Constitucional y para ese entonces tal vez todo sería más caótico. 

Así que decidí externarle mi inquietud a otras personas que consideraba con mayores posibilidades de obtener respuesta rápida, sobre todo periodistas. También comencé a plantearlo insistentemente en Twitter y en los comentarios de la conferencia de prensa, que sabía que nadie de las instituciones atendería (tema para otra nota),  pero con la intención de que más gente viera la importancia de contar con este dato. Tenía escrito mi requerimiento de acceso a la información, pero también la esperanza de que el Ministerio de Salud, ante tantas consultas que se generaron desde medios, atendiera sin necesidad de enviarlo. En el camino, descubrí al Dr. Rodrigo Marín, Director de Vigilancia de la Salud, del ministerio del área. En un intercambio rápido en Twitter, reconoció la importancia de publicar ese dato y me dijo: "cuente con eso".  Al día siguiente, en su cuenta personal, lo publicó y así dos días más. Al cuarto día, él mismo dio el dato en conferencia de prensa y pensé que se haría costumbre pero, por el contrario, después de una semana lo que tuvimos fue al Dr. Macaya, director de la CCSS, dando en conferencia de prensa un número que dijo era el de las pruebas realizadas, cuando en realidad correspondía a la suma de casos positivos más descartados, cifra que deja por fuera la cantidad de pruebas que se aplican por seguimiento, para determinar recuperados, las desechadas por errores, etc. Los datos obtenidos por esa forma, se detallan en el cuadro siguiente, el dato en amarillo es el indicado por el Dr. Macaya; los indicados en las primeras filas fueron brindados por el Dr. Marín e incluyen todas las pruebas realizadas, no solo las procesadas en el INCIENSA.(1)

Me faltó decir que pude haber tenido la oportunidad de crear un medio falso, tal vez con el nombre de "El tapabocas curioso", pues en el camino me hicieron llegar el número que se puso a disposición de las y los periodistas, para hacer el envío diario de preguntas vía Whatsapp y meter por ahí mi pregunta. Cuando diariamente escuchamos los nombres de los medios a quienes se les leen las preguntas, se pueden imaginar tantas cosas, pero no me dio la ética para hacer eso y también es tema de otra nota.

Volviendo al número de pruebas, y teniendo claridad en que no es igual a la suma de casos positivos más casos descartados, ayer una persona hizo pública una certificación del INCIENSA en la que se indican el número de pruebas procesadas y, el número de resultados positivos, que excede los 800. Por supuesto, comenzaron a arder los chats de las tías (y los tíos, que el chisme no tiene género) y el Ministerio de Salud tuvo que salir a hacer una publicación en la que aclara, entre otras cosas que no solo el INCIENSA procesa pruebas y que el número de positivos es más grande que los casos existentes porque se hace más de una prueba a cada persona, especialmente para declararle como recuperada. 

Anoche también, el Dr. Marín, nos aseguró en Twitter que comenzarán a incluir este dato que, "de hecho habla hasta de mucho más trabajo y de muchas más pruebas. Otros países lo ponen todo, nosotros para evitar malos entendidos lo habíamos dejado solo entre positivos (casos nuevos) y descartados." Ojalá esto se cumpla y reconocemos la absoluta disponibilidad que ha demostrado este funcionario, para su publicación. Aparte, nuestro reconocimiento a él y su equipo que hace posible que contemos con información actualizada, día a día. 

Ahora mucha gente pregunta que para qué sirve ese dato y hasta cuestionan que es un capricho. Les dejo con este texto, tomado de Our World in Data, para comprender la importancia de los datos de pruebas, en el enlace pueden leer mucho más y conocer cómo se registra y analiza a nivel mundial: 

"Las pruebas de datos nos proporcionan dos indicadores de la calidad de los datos en COVID-19


Ningún país conoce el verdadero número de personas infectadas con COVID-19. Todo lo que sabemos es el estado de infección de aquellos que han sido probados.

La cantidad total de personas que dieron positivo (la cantidad de casos confirmados) no es la cantidad total de personas infectadas. El verdadero número de personas infectadas con COVID-19 es mucho mayor.

Si bien no hay forma de inferir el número real de infecciones a partir de los datos de las pruebas, puede ayudarnos a darnos una fuerte indicación de la calidad de los datos de un país sobre la pandemia y una idea de cuán informativo puede ser el número de casos confirmados en un país."

Y retomo las palabras del Dr. Marín, para resaltar otro motivo más para publicar ese dato: visibiliza el trabajo que se está haciendo. Los datos de pruebas se utilizan para analizar política pública. Las autoridades de nuestro país han insistido en que la razón por la que no tenemos tantos recuperados como otros países en los que solo hay que superar la cuarentena para entrar en esa cifra, es el hecho de que acá se deben practicar al menos dos pruebas para certificar ese estado. Evidenciar eso, es un acto de transparencia que, como suele suceder cuando las cosas se hacen bien, beneficia en primera instancia a las instituciones y, por lo tanto, las fortalece. Si esos datos hubieran estado publicados desde hace días, como muchos hemos venido solciitando, el morbo no hubiera inundado los chats con tanta facilidad, porque ya sería tema superado y posiblemente ya algunas personas, medios o comunidades infomediarias, se habrían encargar de generar productos comunicativos sobre el tema. Quienes pedimos datos, no queremos destruir, queremos insumos para construir. 

---------------------------------------------------------------------------------

(1) El INCIENSA, Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud, es el principal laboratorio para el procesamiento de pruebas, pero no el único: "Hay varios laboratorios públicos y privados. Inciensa antes reconfirmaba todos los casos de los otros laboratorios para saber la concordancia diagnóstica y poder garantizar calidad. Inciensa hace hasta 6 pruebas por cada paciente para darlo como recuperado." Dr. Rodrigo Marín, 13 de abril en Twitter

Añadir nuevo comentario