Asamblea Legislativa de Costa Rica aprueba Política Institucional de Parlamento Abierto

Usted está aquí

01 Mayo 2019 | Susana Soto

El pasado 29 de abril, en la última sesión del Directorio Legislativo, se aprobó la Política Institucional de Parlamento Abierto, acción que constituye un compromiso incluido en el Plan Nacional de Acción de Gobierno Abierto 2017-2019 presentado ante la Alianza para el Gobierno Abierto (Open Government Partnership). Es además, el producto de un proceso que ha tomado más de dos años y mucho trabajo sostenido de todas las personas participantes en él, pero en el cual debe resaltarse la persistencia de las organizaciones de sociedad civil y la Dirección Ejecutiva de la institución. 

La idea de la construcción de una política de este tipo, surge en el 2016 cuando se conforma una comisión multisector para trabajar en la creación de un segundo plan de acción de Parlamento Abierto en la Asamblea Legislativa, luego de la implementación de un primer plan de acciones prioritarias en el período 2015-2016. En el seno de ese grupo, se planteó la necesidad de contar con un instrumento que permitiera transversalizar el trabajo hacia la apertura, más allá de temporalidad de los directorios legislativos que cambian año con año, facilitando así un proceso continuo hacia el cambio cultural. Fue así como desde la insitución se inicia con el proceso de construcción de un borrador que luego fue objeto de amplia consulta con la sociedad civil y la ciudadanía y mejoras derivadas de ella. El producto, un borrador de Políitica Institucional de Parlamento Abierto, fue presentado al Directorio Legislativo en el año 2018 durante la anterior legislatura. 

En medio de la coyuntura de transición hacia una nueva Asamblea Legislativa a raíz de las elecciones nacionales de ese año y la discusión de la reforma fiscal, la aprobación de la política se vio postergada. Durante este año, gracias al impulso que generó la visita de una misión de ParlAméricas en cuyo contexto se realizó un taller conjunto con la sociedad civil, se estableció una hoja de ruta para lograr la aprobación y fue asi como se desarrolló un trabajo colaborativo para buscar consensos ante los cuestionamientos que algunos diputados y diputadas habían manifestado con relación a la política, llegando a obtener un documento mejorado al que finalmente el Directorio realizó algunos ajustes antes de su aprobación. 

Para nuestra organización, el balance general con relación a la política, es positivo, no solo por el producto en sí sino porque permitió una elaboración conjunta, una co-creación que esperamos redunde en espacios de confianza para avanzar en la implementación. Sin embargo, nos preocupa el hecho de que entre los cambios de última hora realizados por el Directorio y que no fueron conocidos por los otros participantes en el proceso hasta su aprobación, está el que no se deja claro el mecanismo de selección de quienes representen a sociedad civil en la comisión que trabajará en la implementación, siendo que únicamente señala que se hará mediante un reglamento que elaborará el Directorio Legislativo. Siendo este último, un órgano en el que la política partidaria tiene un rol determinante y que además, cambia año con año, podría interferir en una selección neutral y objetiva de dichos representantes. Corresponde dar estrecho seguimiento para que el reglamento en cuestión responda a los estándares de participación y co-creación y de foros multisector que la Alianza para el Gobierno Abierto ha elaborado. 

Esta política es, definitivamente,  un nuevo avance hacia un Estado Abierto y como tal, nos reta para seguir trabajando en su implementación y mejora continua. 

 

Para descarga

Política Institucional de Parlamento Abierto - Asamblea de la República de Costa Rica