Fiscalización ciudadana de obra pública con datos abiertos

Usted está aquí

En el marco de la celebración del día de los datos abiertos 2019 se dio el inicio del proyecto de FISCALIZACIÓN CIUDADANA A TRAVÉS DE LOS DATOS ABIERTOS.

Los datos abiertos son una nueva forma en la que las personas y los gobiernos intercambian datos relacionados con diversos temas, en formatos y con condiciones legales que permiten que estos datos sean reutilizados libremente por cualquiera y así se le pueda obtener el máximo valor posible de beneficio para todas las personas. Puede pensarse en los datos abiertos como los ingredientes básicos con los que pueden prepararse diversas recetas.

En materia de acceso a la información y los datos abiertos, Costa Rica tiene dos normas básicas: el decreto de Transparencia y Acceso a la Información Pública N° 40200-MP-MEIC-MC y el que Establece la apertura de los datos públicos N° 40199-MP. La publicación de información y datos, esenciales para la rendición de cuentas, deber claramente señalado en nuestra Constitución Política en el artículo 11, es aún escasa.

Un gran potenciador de estas publicaciones son las demandas y requerimientos de las personas, en su rol de ciudadanas y ciudadanos que exigen saber y entender qué sucede con el actuar del Estado.

El objetivo de este proyecto es obtener los datos públicos de gobierno necesarios para ejercer una fiscalización ciudadana responsable e informada basada en datos; a la vez que se puedan generar insumos para que el sitio de rendición de cuentas elegido eventualmente cuente con mayor información.

Tomaremos inicialmente como partida el sitio que el Ministerio de Planificación ha publicado llamado Mapa de Inversiones (http://mapainversionescr.mideplan.go.cr), con más de 500 proyectos en curso en diversos niveles de avance de ejecución de la obra y de los recursos. A partir de una revisión preliminar hemos encontrado que hay proyectos con casi nulo avance de ejecución de la obra aunque sí tiene avances importantes en la ejecución del presupuesto o bien, proyectos que vence su plazo en este 2019 que ni han iniciado y no hay datos para comprender mejor las causas o contexto de esta información, por lo que vemos que hay una oportunidad de crear los mecanismos para una fiscalización ciudadana INFORMADA Y BASADA EN DATOS.

Creemos que como ciudadanos y ciudadanas podemos aportar mucho en esa revisión, diseñando una mejor metodología de fiscalización y contrastando con lo que en la realidad de nuestras comunidades vemos.

El proyecto se lleva en conjunto con movimientos organizados como el llamado Territorios Seguros así como ciudadanos y ciudadanas voluntarios, para lo que cada uno ha elegido un cantón de interés.

La primera fase del proyecto es el diseño de las variables de datos abiertos públicos de gobierno a obtener.